Conserva de chiles habaneros

Receta de Crystal Sánchez

A mi esposo le encanta el picante, a mi papá más, en general creo que en mi familia siempre nos hace falta una buena salsa para acompañar lo que comemos.Leer más »

Anuncios

Salsa verde cremosa

Uno de las formas de comer más emblemáticas que tenemos los mexicanos es con “tacos”, existen desde tacos de cabeza de res, de pastor, de suadero, de longaniza, de arrachera, tacos dorados, tacos de requesón, de barbacoa y más. Mi abuelita por ejemplo tenía una forma particular de invitarte a comer y era con esta frase: ¿no quieres un taco?, o “échate un taquito antes de irte” y no necesariamente se refería a que te iba a dar de comer tacos, sino al simple acto de comer.Leer más »

Chiles en Vinagre

A los mexicanos nada nos sabe igual si no tiene chile, es cierto que hay algunos platillos que no deben llevar picante, pues se arruinan, pero en todos los que se puede no dudamos ni un momento en añadir picante y disfrutarlo. Yo por ejemplo no comía tanto picante hasta que me casé, a mi esposo le encanta todo bien pero bien picoso, y es cierto que, al principio me resultaba demasiado, pero conforme adecuas tu paladar te enseñas a disfrutarlo y después ya nada te sabe igual si no pica. No miento si digo que en el 90% de los hogares mexicanos se consumen los chiles en vinagre, en casa se los ponemos al arroz, al huevo, al emparedado, a las quesadillas y a lo que le haga falta; la verdad es que yo casi siempre los compraba en lata y los ponía en un frasco en el refri para tenerlos disponibles.Leer más »

Salsa roja deliciosa

Receta de Crystal Sánchez

La salsa picante no puede faltar en las mesas mexicanas, y al tener una muy amplia variedad de chiles no podemos mas que tener una extensa variedad de salsas. Cada quien tiene su método: asada, cruda, frita, con jitomate o sin el. Pero a veces el colmo es que ¡no sabemos hacerla! Y la compramos hecha, obvio comprarla es valido, yo casi en todas las tortillerías he visto que venden salsa y en algunas de verdad está deliciosa. Cuando me case siempre compraba la salsa, pues por alguna razón pensaba que era una cosa súper difícil. Una vez le pedí a mi mamá la receta de la salsa de xoconostle y la hice mal, le deje las semillas y tire la pulpa ja ja ja ja ja, ¡no saben¡ ¡estaba horrible! Incomible y entonces decididí que eso no era lo mío y por eso la compraba siempre, casera, pero comprada.

Leer más »