Red velvet oats (red velvet sin horno, delicioso y muy sano)

Receta de Crystal Sánchez

La semana pasada fue caótica, mi esposo salió de viaje toda la semana, yo me contracturé la espalda baja mientras entrenaba,  así que tuve que guardar reposo, ir a terapia, etc.

Aún así preparé muchos brownies con la ayuda de mi mamá (poco más de 150), el domingo comenzó mi curso de fotografía, ¿les conté que me inscribí a un curso de fotografía? bueno, pues ahora ya lo saben, ¡estoy emocionada! aunque eso signifique sacrificar mis domingos y tener un poco menos de tiempo disponible, si, antes del curso ya tenía poco tiempo libre. Pero ni modo, así soy. Algunas veces mi esposo me dice: “Crys, ¿podrías sentarte y ponerte un momento en paz?  ; )

El lunes fui a un nuevo colegio a inscribir a mis hijos y ocupé toda la mañana, el martes tuvieron su último día de clases en el colegio anterior,  al siguiente día de eso el más pequeño entro a su curso de verano, toda la semana tuve mucho trabajo en la oficina y ayer fui por la baja del colegio anterior y luego lleve los papeles al nuevo, que por cierto están uno del otro a unos 40 minutos, así que ya se imaginarán el trajín.

Y eso de cambiar a los niños de colegio, ya saben que lleva implícito mucho más: sacar fotografías, certificados médicos, reunir papeles, comprar libros, nuevos uniformes y más, así que ando al tope de actividades.

Además el jueves mi hijo pequeño invito a sus amiguitos a casa, y el sábado mi hijo mayor invitó al salón entero, ya saben, algo así como para despedirse; para eso preparé crudités de verduras, limonada de menta, pizza, salchichas al horno y pastel imposible, el menú por supuesto lo eligió mi hijo, que cuando escucho que yo tenía planeado poner una ensalada, fue tajante y me dijo: ni la hagas, nadie se la va a comer…así que por una vez, desistí a mis deseos de balancear un poco su menú.

Por esa razón, no había podido compartirles nada, tres veces me senté a tratar de escribir una entrada y las tres algo urgente acontecía y tenía que dejar mi entrada a medio escribir, de hecho hoy me levanté temprano (son las 6:40 am), bueno en realidad no me he levantado, solo me desperté y me puse a escribir en cama, mientras todos duermen, porque sin no, no se que me deparé el día y quizá otra vez no pueda compartirles nada. Además ¡Hoy llega mi esposo!.

Eso si, la cocina no la abandono, que aunque esté ocupadísima y no les comparta nada, pueden estar seguros que en cualquier tiempito libre, voy corriendo a preparar alguna cosilla, que por muy sencilla que sea me ayuda a bien llevar las actividades cotidianas.

Este desayuno, snack o lo que ustedes quieran que sea, es precisamente para esos días en los que el tiempo nos come la vida y apenas podemos sentarnos a verla pasar frente a nuestros ojos sin que podamos hacer nada para detenerla.

Lo traía en mente desde hace varios días, primero iba a ser una avena selva negra, porque quería aprovechar la temporada de cerezas, pero mientras la preparaba, mi voz interior me dijo: ponle betabel, le va a ir muy bien, yo dude, porque luego a mi voz interior se le ocurre cada cosa, pero esta vez le hice caso, y en serio tenía razón, ¡combina de maravilla! solo que ya no puedo ser selva negra porque en el camino se convirtió en red velvet : )

Así que como esta entrada no podría llamarse: Postre saludable de avena sabor selva negra y red velvet con un toqué de almendras, decidí que sea solamente un red velvet pero más sano 🙂

La receta es ultra sencilla y puedes hacer el doble como hice yo y guardarlo en vasitos (te salen 4 ó 5 como los de la foto) para que lo tengas disponible en el refri cuando lo necesites, te aguanta sin problema unos 4 días refrigerado.

Ingredientes

1/2 taza de avena

1 taza de agua

1 taza de leche de almendras o tu leche favorita

1/2 taza de betabel crudo y rallado

2 cucharadas de cocoa en polvo de buena calidad

3 gotitas de stevia/2 cucharadas de azúcar mascabado/2 cucharadas de miel de agave o maple

12 cerezas frescas sin hueso

1 cucharadita de extracto de almendra o vainilla

2 cucharadas de almendras fileteadas

2 cucharadas de coco rallado

3 cerezas enteras para decorar

Procedimiento

Si puedes, remoja la avena la noche anterior en agua purificada, esto ayuda a eliminar algunos residuos de fertilizantes o suciedad y a activarla para hacerla mas nutritiva y digerible. Si estás interesado en saber más acerca de remojar la avena, puedes buscar en San Google, hay una infinidad de información muy interesante.

1

Vierte la leche en una cacerolita a fuego bajo y añade el extracto que elegiste (yo puse ambos) el endulzante y la cocoa en polvo, disuelve bien.

2

3

Ahora, añade la avena y cocina a fuego bajo, durante unos 5 minutos.

4

A la mitad del tiempo de cocción, añade las cerezas y el betabél rallado.

5

Retira del fuego y deja enfriar o si lo deseas puedes comerla caliente.

6

Una vez fría, sirve en vasitos y ofrece o guarda en el refrigerador.

Para servir espolvorea almendras y coco rallado en la superficie de cada vasito y luego corona con una cereza entera.

redvelvetoats

Su delicioso sabor, te va a sorprender, te lo aseguro.

rvo

¡Desde ahora puedes tener listo un red velvet super sano en minutos!

redvelveto

¡Excelente inicio de semana!

CRYS

 

 

 

 

 

Anuncios

Me encanta leer a quien está del otro lado, si te gustó la entrada o tienes alguna inquietud déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s