Chayotes al horno

Cuando empecé con el blog, tenía muy claro que recetas estaba ansiosa por compartir, básicamente las recetas con las que crecí y con las que ahora están creciendo mis hijos, sin embargo a veces por más que planeo las recetas que me gustaría compartir, algo sucede y otra receta se me atraviesa e insiste en ver la luz en el blog 😉

Esta receta fue una de las favoritas de mi niñez, la consistencia tan suave, el sabor cremoso, la combinación de sabores, en fin, ¡no hay que cambiarle nada!. Y como les decía, esta es una de las recetas que tuve en mente compartir desde el inicio del blog, sin embargo por una u otra razón no lograba fotografiarla, o la foto no salía decente (tengan en cuenta que a veces cuando fotografío los platos que cocino, tengo detrás a mis hijos hambrientos diciéndome que me apure) o no me daba tiempo de cocinar con calma, o simplemente los planetas no se alineaban a mi favor; la última vez, esta receta estaba entre las muchísimas fotos que perdí.

Sin embargo, un día sin planearlo, tuve el tiempo suficiente para cocinar, para tomar fotos, para montar la mesa y sacar la foto final y por fin, ¡aquí está!, espero que disfrutes esta receta tanto como yo.

Debo decir que a mi esposo no le gustaba el chayote (y digo no le gustaba porque desde que nos casamos le he ido quitando muchas de sus manías con la comida o los vegetales) y por ende a los niños tampoco, las primeras veces que hice este platillo, mi esposo e hijos no estaban a gusto, ahora les encanta. Aquí me gustaría profundizar un poco: es normal que haya cosas que no te gusten, o que prefieras no comer, pero cuando tienes hijos la cosa es (o debería ser) totalmente distinta, pues por experiencia propia puedo decirte que lo que no te guste a ti, tampoco le va a gustar a ellos (aunque ni siquiera lo prueben). Recuerda que los niños aprenden por imitación y si en una familia los padres comen comida procesada, pocos vegetales (o nada),  alimentos altamente calóricos, los niños van a aprender a comer así, porque es la única forma de comer a la que tuvieron acceso, si después siendo adultos hacen conciencia y quieren cambiar su forma de alimentarse, les va a costar y mucho, pues tienen que luchar cada día contra los malos hábitos de toda su vida.  Si como papá haces conciencia, te darás cuenta que no es justo “preprogramar” a tus hijos o mejor dicho pasarles tus malos hábitos (y no solo alimenticios) si es que los tienes.

Y que mejor que la receta de estos deliciosos chayotes al horno.

Ingredientes

5 chayotes pequeños (a mi me gustan así porque se ven más curiosos)

3 + 2 cucharadas de pan molido

5 rebanadas de jamón picado en cuadritos

3 rebanadas de queso amarillo picadas en cuadritos

100 gr de queso manchego rallado

5 cucharadas de crema espesa de leche de vaca

Sal y pimienta al gusto

2 cucharadas de mantequilla

Procedimiento

Cuece los chayotes con una pizca de sal sin que se deshagan, deja enfiar.

Parte cada uno de forma longitudinal.

Con ayuda de una cuchara, quita la pulpa con cuidado de no romperlos, trata de dejar solo la piel.

Apachurra la pulpa con ayuda de un pasapuré o procesador de alimentos.

Coloca la pulpa en un colador para que suelte el exceso de agua, exprime ligeramente.

Precalienta tu horno a 180ºC.

Coloca la pulpa en un tazón y añade la crema espesa, las tres cucharadas de pan molido, el jamón, el queso amarillo y la mitad del queso manchego, integra.

IMG_0318

Añade sal y pimienta y rectifica.

Rellena cada una de las pieles de los chayotes y sobre ellas espolvorea las dos cucharadas de pan molido, el queso manchego y distribuye la mantequilla en virutas.

IMG_0319

IMG_0323

Coloca en una charola para hornear engrasada o un molde refractario.

Hornea por 30  minutos.

  • Recuerda que el tiempo de horneado es orientativo, pues depende de tu horno, la idea no es que se cocinen, pues los chayotes ya están cocidos, sino más bien que queden bien calientes y el queso se gratine, quizá en tu horno lleve mas o menos tiempo.

Son perfectos como plano principal o como acompañante, tu decides.

IMG_0340IMG_0351

¡Un beso!

CRYS

 

Anuncios

Me encanta leer a quien está del otro lado, si te gustó la entrada o tienes alguna inquietud déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s