Bacalao de navidad

Receta de mi abuelita Rebeca B.

Uno de los recuerdos más bonitos que tengo de mi niñez es la navidad: el arreglo de la casa y del árbol de navidad (que siempre me parecía el mas bonito del mundo), la familia reunida, mis primos, mi hermano y yo jugando con los regalos de Santa Claus y por supuesto todo lo que comíamos.

La cena de nochebuena, era sin duda todo un festín: mi abuelita y mi mamá invertían mucho tiempo desde la planeación, hasta la preparación de todo con mucho mimo. ¡Que delicia! el bacalao, los romeritos, el espagueti, la ensalada de nochebuena, el ponche, las piñatas (yo siempre lloraba, porque le pegaba y no quería, porque no le pegaba y si quería, porque alguien más la rompió o porque no me habían tocado dulces) los buñuelos, el pavo. Ese olor a navidad, las risas y juegos de mi hermano y mis primos, la ropa que estrenábamos para la cena. No cabe duda que de ahí viene mi gusto por la cocina.

Hoy quiero compartirles un tesoro familiar: la receta de bacalao de mi abuelita Rebeca, una de las recetas más valiosas que tenemos en mi familia, y con la que cada año la recordamos desde que nos dejó. Ella disfrutaba la navidad mucho mucho, desde días antes andaba preguntando que cenaríamos, y el día de la cena parecía rehilete de tantas actividades y claro de la emoción.

He probado bacalao en muchas partes, todo el mundo afirma tener la mejor receta, y sin afán de menospreciar ninguna: a mi la que más me gusta es esta, no queda ni salado, ni batido, ni descolorido; Por el contrario está lleno de sabor, super colorido, cada uno de los ingredientes lo convierten en  un plato exquisito.

Mi abuelita decía que era bacalao a la Vizcaína, pero estoy segura que en España la receta es distinta porque regularmente las recetas que se cocinan en otro lugar que no es el de origen tienden a tener muchas adecuaciones; supongo entonces que está receta está “mexicanizada” por eso yo no quise ser pretenciosa y preferí llamarlo bacalao de Navidad, y si alguien de España me lee, agradecería mucho que nos cuente en que se diferencia este plato con el Bacalao a la Vizcaína.

Esta receta recomiendo mucho prepararla con uno o dos días de antelación, pues necesita tiempo para que quede perfecta, no la apures, que a fuego lento y con calma queda más rica. No olvides que se remoja desde un día antes; así que si lo piensas ofrecer en tu cena de nochebuena es buena idea que comiences el remojo el día 22 de diciembre para prepararlo el 23.

¿Quieren triunfar el día la cena? los invito a que preparen esta receta y se sienten a recibir los halagos.

Ingredientes

Agua para remojo

1 kg de bacalao noruego en trozo

  • He visto que también lo venden desmenuzado, si quieren pueden probar, pero a mi por aquello del remojo me gusta más en trozo.

3 cucharadas de hierbas de olor (laurel, tomillo y mejorana)

½ litro de aceite de oliva virgen extra

2 cebollas grandes (500 gr) picadas fino

1 ¼ kg de jitomate picado en cubos pequeños

2 cabezas de ajo medianas (los ajos pelados  y picados fino)

2 tazas de perejil picado fino

650gr de papas cocidas, peladas y en cubos

1 lata de aceitunas negras deshuesadas

150 gr de pasas

150 gr de almendras  peladas y picadas

150 gr de piñones

1 lata de chiles güeros

Procedimiento

Un día antes, por la mañana poner el bacalao a remojar con agua purificada, suficiente para cubrirlo. Cambiar el agua cada 8 horas aproximadamente. Deberás de hacer tres cambios de agua mínimo.

Después de 24 horas de remojo hierve el bacalao con 3 cucharadas de hierbas de olor, por 20 minutos o hasta que esté cocido. Escurre y deja enfriar.

Desmenuza el bacalao con las manos y con mucha paciencia, debes ir quitando las espinas y los pedazos de piel. Cuando termines estruja con las manos por partes, esto es por si se te pasó alguna espinita puedas detectarla.

Vierte ¾ partes del aceite en una cacerola amplia y fríe la cebolla unos minutos,  añade el ajo, deja acitronar, una vez transparentes pon el  bacalao desmenuzado y fríe hasta que se dore a fuego muy bajo.  Mover constante. Yo lo frío aproximadamente por 20 minutos, pero no dejes de mover y asegúrate de usar una cacerola que no pegue.

Mira como cambia de color la cebolla al acitronarse:

Una vez bien dorado añade el  jitomate, las aceitunas, pasas, almendras y  piñones. Cuando comience a hervir baja el fuego y tapa, cocina por una hora moviendo cada 10-15 minutos.

Si en este punto te parece que admite un poco más de aceite puedes añadir un chorro más, yo a veces lo hago, depende de como lo veas. Yo esta vez lo dejé así.

Pasada la hora, destapa y cocina a fuego bajo durante 30 minutos o hasta que casi se ha evaporado todo el líquido y el color cambió.

Cuando esto pase añade el perejil, las papas y los chiles güeros escurridos, integra, apaga y tapa.

Yo no pongo sal,  pero puedes probar y añadir un poco si crees que le hace falta.

Este plato mejora con los días,  si puedes prepáralo antes; así  todos los sabores se concentran.

A la hora de la cena, solo calienta lo que vayan a comer en una sartén amplia y ofrece acompañado de una buena hogaza de pan.

¡FELICES FIESTAS!

CRYS

Anuncios

2 comentarios en “Bacalao de navidad

Me encanta leer a quien está del otro lado, si te gustó la entrada o tienes alguna inquietud déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s