Mini panquesitos livianos con trozos de chocolate

Receta adaptada del libro Minicakes de Ilona Chovancova

Hace unos días preparé estos minicakes, fue uno de esos domingos por la tarde, en los que se antoja algo dulce con un buen café, así que sin pensarlo dos veces me fui a la cocina y elegí una receta de uno de mis libros de cocina, tengo muchos: unos comprados y otros regalados. Me encanta hojearlos y ver las fotos, pero tengo tantos que me resulta difícil elegir una receta, por eso vengo planteándome la posibilidad de que la última receta de cada mes sea rigurosamente de uno de mis libros, así puedo probar recetas nuevas y les comparto un poco de todo mi repertorio.Leer más »

Salsa verde cremosa

Uno de las formas de comer más emblemáticas que tenemos los mexicanos es con “tacos”, existen desde tacos de cabeza de res, de pastor, de suadero, de longaniza, de arrachera, tacos dorados, tacos de requesón, de barbacoa y más. Mi abuelita por ejemplo tenía una forma particular de invitarte a comer y era con esta frase: ¿no quieres un taco?, o “échate un taquito antes de irte” y no necesariamente se refería a que te iba a dar de comer tacos, sino al simple acto de comer.Leer más »

Tarta deliciosa de plátano, avena y amaranto

Receta de Crystal Sánchez

Muchas veces me preguntan como le hago para cocinar tantas cosas ricas y no rodar cual bola de boliche, la respuesta es simple: comer con mesura. Me encanta comer, y creo que el amor a cocinar viene de la mano con el amor a comer, pero hasta para comer debemos tener disciplina; es decir si hago unos muffins me como 2, no los 12 que salieron con la receta; o si hago un pastel me como una buena rebanada, pero no me lo termino yo sola, la clave es compartir. De todo lo que hago siempre a alguien le toca, a veces les llevo a mis padres, otras a mis compañeros de oficina, otras a reuniones familiares, a amigos, a la miss de mis hijos, a mis primos. Cuando voy a una reunión o a una casa no me gusta llegar con las manos vacías, y casi siempre intento que lo que llevo, sea algo que hice yo misma.Leer más »

Chiles en Vinagre

A los mexicanos nada nos sabe igual si no tiene chile, es cierto que hay algunos platillos que no deben llevar picante, pues se arruinan, pero en todos los que se puede no dudamos ni un momento en añadir picante y disfrutarlo. Yo por ejemplo no comía tanto picante hasta que me casé, a mi esposo le encanta todo bien pero bien picoso, y es cierto que, al principio me resultaba demasiado, pero conforme adecuas tu paladar te enseñas a disfrutarlo y después ya nada te sabe igual si no pica. No miento si digo que en el 90% de los hogares mexicanos se consumen los chiles en vinagre, en casa se los ponemos al arroz, al huevo, al emparedado, a las quesadillas y a lo que le haga falta; la verdad es que yo casi siempre los compraba en lata y los ponía en un frasco en el refri para tenerlos disponibles.Leer más »

Cake de nuez y zanahoria

Receta de Crystal Sánchez basada en bizcocho de yogur, 1, 2, 3

Hay muchas recetas de pastel de zanahoria, yo personalmente he probado como 4 o 5 distintas, algunas con un buen resultado, otras no tanto. La esencia es la misma: zanahoria, harina y canela, lo que cambia obviamente son las proporciones y los complementos: algunas llevan frutos secos, otras no, algunas mantequilla otras aceite (en este punto, ya hice varias pruebas y por alguna razón la textura con la mantequilla es pesada, apelmazada, aunque el sabor es rico y usando aceite es muy ligera y suave, en definitivo para el pastel de zanahoria me quedo con el aceite) algunas mezclas incorporan leche y otras jugo de naranja; otras más ralladura de cítricos, en fin que por recetas no paramos.Leer más »

La tortilla española de mi mamá

Receta de Elia González

Como ya les he contado, la mayoría de las veces decido los menús semanales sobre la marcha, con lo que tengo a mano voy improvisando cada día de la semana, un tanto por falta de tiempo y un tanto por falta de planeación en casa. Hacer así las cosas tiene sus ventajas: la mejor es que mi imaginación trabaja al máximo y a veces con un par de cosas en el refri ideo un plato para la comida del día; sin embargo también hay desventajas: cocinar contra reloj, repetir platos a menudo, y el estrés de hacer varias cosas a la vez.Leer más »