Mermelada de guayaba

Receta de Crystal Sánchez

No se ustedes, pero a mi me encanta la fruta, todos los días empieza mi día con un plato de fruta, yogur natural hecho en casa y granola hecha en casa también. Además todos los días llevo a la oficina un poco de fruta de temporada, a veces granada, otras mango, manzana, uvas, la que sea; la tomo cerca del medio día que es cuando empiezo a sentir hambre. Pero entre todas las frutas tengo una favorita: la guayaba, me encanta su olor, su sabor y su consistencia, eso si, hay que comerla con cuidado pues sus semillitas son traicioneras, hace un tiempo cuando estudiaba la maestría, en uno de mis descansos entre clases estaba comiendo una guayaba y así  sin más con una de las semillas me fracturé una muela, terminé con el endodoncista, y pensar que fue solo por un huesito de guayaba. Desde entonces las como con mucha reserva.

Las mermeladas me gustan mucho, untadas sobre pan tostado, o con yogur natural, y me gusta hacerlas para conservar la fruta que no esta disponible todo el año; cuando era niña, mi mamá cada año hacía muchos botes de mermelada de higo con los frutos de una higuera que teníamos en casa, el olor mientras se cocinaba inundaba la casa entera y yo no quería esperar más para probarla. De ahí salió mi gusto por las mermeladas, y desde que me casé, preparo mermeladas de distintas frutas.

Me gusta poner mucha mucha fruta y menos azúcar que las comerciales, les aseguro que preparar mermelada no es para nada difícil, y el resultado merece mucho la pena, no hay punto de comparación entre una mermelada comprada y una que hiciste en casa.

La mermelada de guayaba es además la base para preparar otros postres como empanadas, gelatinas, atoles, o como relleno para un pastel, yo cuando hago, aprovecho y cocino una buena cantidad que me dé varios frascos; sin destaparlos y sin refrigerarse se conservan hasta 6 meses en perfectas condiciones. Así, tienes mermelada para mucho tiempo.

Esta semana preparé una buena cantidad: 3 kg. de guayaba, la preparamos entre mi esposo y yo, principalmente porque queríamos ocuparla para otra receta, que les compartiré proximamente. Se supone que una mermelada debe de llevar la misma proporción de fruta que de azúcar, las comerciales llevan más o menos 70% de azúcar y 30% de fruta. Yo pongo solo la mitad de azúcar por cada tanto de fruta, no me gusta que quede tan dulce.

No les miento cuando les digo que la mermelada de guayaba es muy versátil y una de las más aromáticas y deliciosas que puedan probar,  no es complicado prepararla y nada les va a saber mejor que un buen pan untado de mermelada de guayaba.

¿Les cuento como se hace?

 

Ingredientes


1 kg. de guayabas limpias

1/4 de taza de agua

1/2 kg de azúcar

2 frascos lavados y hervidos


Procedimiento


Corta las guayabas por la mitad.

Con ayuda de una cuchara retira la pulpa del centro (que es la contiene las semillitas), no la tires, apártala.

  
Ahora coloca todos los centros de guayaba en la licuadora y pon el agua (no, no es muy poca, es solo para ayudar a moler bien los centros)

Una vez que esta bien molida, cuela para conservar la pulpa y cuida que no pase ni una semillita.

Mientras tanto pica las mitades de guayaba y colócalas en una cacerola amplia a fuego medio (que no queden apretadas).

 Sobre ellas vierte el azúcar y la pulpa.

 Cocina a fuego bajo alrededor de una hora, debes de mover con frecuencia ayudándote de una pala de madera. Nunca pero nunca dejes de mover constantemente, pues si se te quema aunque sea un poquito, lo habrás arruinado todo, yo lo que hago es que comienzo con fuego bajo y una vez que comienza a hervir bajo la flama hasta casi apagarla, y mientras se cuece aprovecho para hacer algo en la cocina como leer, o ordenar la alacena, o actualizar el blog, porque ya me ha pasado que si me salgo de la cocina y me entretengo con algo, cuando vuelvo ya se pegó y da tristeza tirar todo a la basura. Si lo tienes a fuego bajo, con que muevas cada 5 minutos es suficiente.

TIP: A mitad de la cocción, puedes pasarle una batidora de inmersión para que no queden tantos pedacitos de guayaba, a mi si me gusta con pedacitos, pero aún así le pasé la batidora de inmersión para que quedara más uniforme. Si no tienes batidora de inmersión y la quieres como puré, muy fácil, licua las mitades de guayaba antes de empezar. Con la cocción los pedacitos de guayaba se deshacen un poco, tampoco creas que van a quedar tal cual como los pusiste.

Cuando está lista, es porque cambió de color, de consistencia, y ya han pasado los 60 minutos. Apaga la flama y así aún caliente envasa casi hasta el tope, tapa muy bien y voltea el frasco para hacer un vacío. Cuando la abras vas a escuchar el “plop” que escuchas cuando abres un frasco de conserva comercial. Ese vacío es el que hace que tu mermelada dure tanto tiempo. Solo tienes que ponerla en un lugar fresco, oscuro y seco.

Es perfecta para acompañar una rebanada de pan con jocoque o queso fresco.

  
 Y me encanta sobre el  yogur natural….mmmmmmmm
 Que tengan un bonito fin de semana!

CRYS

Anuncios

Me encanta leer a quien está del otro lado, si te gustó la entrada o tienes alguna inquietud déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s